Alimentando a tu Cachorro

Los cachorros crecen rápidamente y necesitan una nutrición completa y equilibrada para alimentar adecuadamente ese crecimiento y desarrollo. Las necesidades nutricionales de los cachorros no solo difieren de las de los perros adultos, sino que sus requisitos varían según la raza y el tamaño. Eso no es sorprendente si se considera la enorme variación en el tamaño de los perros. Un San Bernardo todavía podría estar creciendo a los 2 años, mientras que un Pomerania podría estar completamente desarrollado en la mitad de ese tiempo.

El tamaño importa cuando se habla de nutrición de cachorros

Las diferencias en raza y tamaño físico significan que los cachorros crecen y maduran a ritmos diferentes. El tamaño del perro se define con mayor frecuencia por el peso. Las categorías de tamaño de raza más comunes son pequeñas, medianas y grandes, siendo miniatura y gigante las subcategorías comunes de pequeño y grande, respectivamente. Por lo general, los perros de razas pequeñas son aquellos que pesan 10 kg o menos cuando son adultos. Los perros de tamaño mediano son aquellos con un peso adulto en el rango de 11 a 25 kg. Los perros de raza grande a menudo se definen como aquellos que pesan más de 25 kg cuando son adultos, aunque algunos grupos usan 27 kg como punto de partida y la Asociación Estadounidense de Funcionarios de Control de Alimentos (AAFCO) usa 30 kg o más.

Cuando se trata de formular alimentos para perros, AAFCO usa etapas de vida en lugar de peso para distinguir entre perfiles de nutrientes.

Las tasas y patrones de crecimiento son similares, pero diferentes

Todos los cachorros, independientemente de su tamaño, experimentan su crecimiento más rápido durante los primeros tres a seis meses de vida. Este periodo de rápido crecimiento es más corto en perros de razas pequeñas y termina antes, cuando los cachorros tienen alrededor de 3 meses. En contraste, la tasa de crecimiento exponencial continúa durante un mes más en cachorros de razas grandes y durante otros dos meses en razas gigantes.

Todos los cachorros se consideran oficialmente perros adultos una vez que cumplen su primer año. Pero debido a que los tamaños de las razas varían enormemente, no todos los cachorros alcanzan su tamaño adulto a los 12 meses. Los perros miniaturas, pequeños y algunos de tamaño mediano llegan antes, alrededor de los 8 a 10 meses de edad. Los perros grandes y gigantes, junto con algunos perros de tamaño mediano, tardan más en crecer. Mientras que algunos perros de tamaño mediano alcanzan su tamaño adulto entre los 9 y 12 meses de edad, los perros de razas grandes y gigantes no alcanzan su tamaño adulto hasta los 11 a 15 meses de edad. Y para algunos perros de razas gigantes, es posible que no alcancen su tamaño adulto completo hasta que tengan entre 18 y 24 meses.

Cada cachorro es un individuo y puede crecer más lento o más rápido que el promedio de la raza. Una vez que los huesos están completamente desarrollados, los cachorros continúan agregando grasa y músculo, tal como lo hacen los adultos humanos. Y todo este crecimiento y desarrollo requiere energía y nutrientes.

Cómo las diferencias en la tasa de crecimiento afectan los requerimientos de nutrientes

Una nutrición adecuada es esencial para apoyar el crecimiento del cachorro después del destete. Este periodo de crecimiento no solo es uno de los más exigentes desde el punto de vista nutricional para los perros, solo superado por la lactancia, sino que las necesidades nutricionales de los cachorros cambian rápidamente.

Como se mencionó anteriormente, los requisitos dietéticos de los cachorros son diferentes a los de los perros adultos. Los cachorros tienen mayores necesidades de energía (calorías), aminoácidos y muchos minerales, incluidos los importantes para tener huesos fuertes (calcio y fósforo) y sistemas inmunológicos saludables (cobre y zinc). Los estudios también muestran que los cachorros se benefician del aumento de los niveles de DHA (ácido docosahexaenoico), un ácido graso omega-3 que se encuentra en algunos pescados y aceites de pescado y que es importante para el desarrollo del cerebro y la visión.

El factor más importante que afecta la tasa de crecimiento es la energía, que se obtiene principalmente de las grasas y los carbohidratos de los alimentos. Durante las primeras semanas después del destete, los cachorros utilizan la mitad de su ingesta calórica para el crecimiento y la otra mitad para el mantenimiento. A medida que los cachorros crecen y su tasa de crecimiento se hace más lenta, se necesita menos energía para crecer. Los niveles más altos de grasa en los alimentos para cachorros ayudan a satisfacer las mayores necesidades de energía de los perros en crecimiento.

Aquí hay una pregunta rápida: ¿Tendrá un cachorro de Yorkshire terrier o un cachorro de mastín un mayor requerimiento de energía por kg de peso corporal? (Supongamos que tienen la misma edad).

Si respondiste al cachorro de Yorkie, estás en lo correcto. Los perros de razas pequeñas y miniatura tienen mayores necesidades de energía por kg de peso corporal que los perros de razas grandes o gigantes. ¿Cómo puede ser eso correcto? Se trata del metabolismo.

Las calorías requeridas para mantener las funciones corporales vitales (p. ej., la respiración) en reposo, está relacionada con el área de superficie corporal total, no con el peso. Las razas pequeñas y miniatura tienen proporciones más altas de área de superficie a peso corporal que las razas grandes y gigantes, por lo que tienen mayores necesidades de energía por kg de peso para mantener sus cuerpos funcionando sin problemas.

Otro nutriente particularmente importante para los cachorros es el calcio. Como todos los otros sistemas del cuerpo, el tracto gastrointestinal (GI) de un cachorro también está creciendo y desarrollándose. Durante la fase de crecimiento rápido (3 a 5 meses de edad), el intestino delgado utiliza dos mecanismos para absorber el calcio de los alimentos: absorción pasiva y absorción activa.

Hasta que los cachorros alcanzan los 6 meses de edad, hasta el 70 % del calcio que se absorbe de los alimentos se produce a través de la absorción pasiva en el intestino delgado. Eso significa que la cantidad de calcio absorbido por el cuerpo es directamente proporcional a su concentración en los alimentos.

El calcio también es absorbido por transporte activo durante este tiempo, pero el mecanismo se considera “en desarrollo” en cachorros en crecimiento. La absorción activa de calcio está regulada por la vitamina D3 y múltiples hormonas, y este mecanismo regulador no está completamente maduro hasta después de que los cachorros tienen 6 meses de edad, después de la fase de rápido crecimiento y el momento de mayor riesgo de enfermedades ortopédicas del desarrollo para razas grandes y gigantes cachorros.

Los cachorros de gran tamaño tienden a ser más sensibles al exceso de calcio en la dieta que los pequeños y medianos. Aunque el calcio es esencial para el crecimiento de los huesos y los dientes, demasiado calcio en las dietas de los cachorros de razas grandes y gigantes afecta negativamente la formación y el crecimiento del esqueleto, y se asocia con enfermedades ortopédicas del desarrollo cuando estos cachorros se alimentan para lograr la máxima tasa de crecimiento. Una vez que los procesos de absorción de calcio en el intestino delgado están completamente maduros, los perros pueden protegerse de la absorción de calcio adicional si está presente en la dieta.

Alimentos para cachorros y programas de alimentación.

Los cachorros pueden comer un alimento diseñado solo para ellos o uno formulado para todas las etapas de la vida. Si alimentas con una fórmula específica para cachorros, como Diamond Puppy, la comida debe administrarse hasta que tu perro termine de crecer, siguiendo siempre la ración indicada en el costal.

Los alimentos para cachorros que están específicamente formulados para perros pequeños y grandes están disponibles, como Diamond Naturals Small Breed Puppy Chicken & Rice Formula y Diamond Naturals Large Breed Puppy Lamb & Rice Formula.

Los alimentos para perros formulados para perros de razas pequeñas y miniatura en crecimiento suelen tener más energía y nutrientes que los diseñados para razas grandes y gigantes. Las croquetas generalmente están diseñadas para bocas pequeñas para facilitar la masticación.

Los alimentos para cachorros de razas grandes y para perros de todas las etapas de la vida están diseñados para un crecimiento gradual y saludable que ayuda a evitar problemas óseos más adelante en la vida. Los alimentos para cachorros de razas grandes a menudo tienen menos grasa y energía que las fórmulas para todas las etapas de la vida y para razas pequeñas. Los perfiles nutricionales de alimentos para perros de la AAFCO requieren que los que son etiquetados para cachorros de razas grandes se formulen con menos calcio que los que son para cachorros de razas pequeñas.

Cuando compres una fórmula para cachorros de raza grande o una fórmula para todas las etapas de la vida para alimentar a tu cachorro de raza grande, verifica que la adecuación nutricional especifique que el alimento es apropiado para el crecimiento de perros de gran tamaño.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Social Media

Lo más Popular

Recibe los ultimos Updates

Recibe las noticias más nuevas Diamond

No spam, solo notificaciones sobre productos y tips sobre las mascotas

Categories

On Key

Related Posts

Abrir chat
¡Hola! Bienvenido a DIAMONDPET.MX
Con gusto atenderemos todas tus dudas.