> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
La toxoplasmosis y los mitos alrededor.

Mucha gente evita tener un gato porque temen les contagie de toxoplasmosis.

Este miedo es solo la causa de una mal información, esta enfermedad en efecto existe, pero no todos los gatos la tienen y la forma de contagio es muy especifica, por eso hablaremos un poco de ella.

¿Qué es la toxoplasmosis?
La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria que se transmite desde los animales a los humanos (zoonosis), la forma de contagio se puede producir por diferentes vías y aquí es donde debemos prestar especial atención para evitar la aparición de la enfermedad.

En primer lugar, vamos a descartar el mito de que los gatos transmiten toxoplasmosis ?así porque sí?. Los gatos pueden portar este parásito al comer animales pequeños como aves, roedores y carne cruda infectada. El gato no presentará síntomas y el parásito pasará a las heces del gato.

¿Cómo te contagias por medio de los gatos?
Manipulando las heces del gato y después llevando las manos a la boca. Es muy importante lavarse las manos con jabón bactericida después de limpiar la bandeja sanitaria del gato. Se supone que esto es algo lógico y que todos tenemos que tener presente, pero nunca está de más recordarlo.

También aclarar que la toxoplasmosis no sólo se contagia a través de los gatos infectados, también nos podemos contagiar toxoplasmosis al comer carne que esté mal cocida o carne cruda, también mediante las verduras mal lavadas, el agua contaminada, huevos crudos y leche no pasteurizada.

La mujeres embarazadas y esta enfermedad.
Las mujeres embarazadas al contraer esta enfermedad (que no presenta síntomas) pone en riesgo la salud del bebé. La toxoplasmosis puede producir abortos espontáneos, malformaciones fisicas en el feto, ceguera y hasta enfermedades mentales. Por eso, si la mujer convive con gatos y no ha respetado las pautas de higiene necesarias que relatamos anteriormente, tiene que realizarse un exámen para descartar la presencia del parásito.

¿Tiene cura la toxoplasmosis?
Sí, y es el médico quien se encargará de recetar los medicamentos indicados para cada persona.

Cómo prevenir la toxoplasmosis:

? No comer carne cruda.
? No comer carne mal cocida.
? Lavarse las manos antes y después de manipular carne cruda.
? Limpiar muy bien las frutas y verduras que vamos a comer.
? Evitar ingerir la leche no pasteurizada.
? No manipular las heces de los gatos con las manos, usar guantes y en lo posible algún instrumento para recogerlas, como una pala para arenero.
? Si estás embarazada, que otra persona se encargue de limpiar la bandeja sanitaria del gato (arenero) que deberá limpiarse todos los días.
? No alimentar a los gatos con carne cruda o mal cocida.
? Evitar que el gato caze roedores, aves u otros animales que puedan ser vías de contagio para el gato, a ser posible, que el gato no salga de la casa.

La toxoplasmosis no sólo puede afectar a las mujeres embarazadas sinó también a personas que tienen un sistema inmunológico deprimido, como ancianos, personas con VIH Sida, y pacientes que estén realizando un tratamiento de quimioterapia.

En resumen, no todos los gatos tienen toxoplasmosis, sólo los gatos expuestos al parásito, aún asi, en caso de que el gato presente la enfermedad, para contagiarse un ser humano se tienen que dar ciertas condiciones como las que ya relatamos en este texto. En el caso de que una mujer esté planeando quedar embarazada y no está segura de que su gato pueda haberse contagiado, el médico veterinario podrá hacerle exámenes para detectar la enfermedad.




VER MÁS NOTAS