> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
Mi perro y su Mala Conducta: VII Acaparamiento.

En esta ocasión nos toca hablar sobre: Mala Conducta: VII Acaparamiento, otro fragmento del capitulo 5 del libro ?Guía para un perro feliz? de César Millán.

Algunos perros adoptarán conductas de acaparamiento, aculando comida, juguetes o golosinas, ?enterrándolos? en muebles (como bajo la ropa de cama o cojines del sofá), u ocultándolos en rincones, armarios u otros lugares remotos. Permitir que el perro acapare puede provocar que el animal se torne posesivo o agresivo con la comida oculta. También puede contribuir al desorden y a situaciones insalubres. Finalmente aunque el interior de la casa no es un bosque con tierra suave por doquier, el perro no lo percibe necesariamente, pero pudiera parecerle que un cojín o una alfombra lo son, y no verá nada de raro en desgarrar rápidamente los tapizados.

Causas del Acaparamiento:

Las causas se remontan a la conducta de los perros salvajes, donde no hay una fuente de alimento segura. Los perros caseros no sufren de falta de alimento, sin embargo tienen el deseo innato de garantizar que siempre haya comida.

Como superar el Acaparamiento:

Para lidiar con la conducta de acaparamiento con los juguetes debes tener el control de los mismos. Debes recopilar los juguetes y colocarlos fuera de su alcance.
Para el problema de acaparamiento de alimentos es necesario controlar y estructurar la hora de comida de tu perro. Llévalo primero a dar un paseo largo lo cual le permitirá que ?trabaje? para comer. Cuando regresen prepara la comida y luego pídele que se siente y espere mientras le llenas el tazón. Cuando termine de comer y se aleje del tazón termino la hora de la comida, retira el tazón y no lo alimentes hasta que haya repetido los pasos anteriores. Al quitarle la comida cuando el perro deja de comer, también le quitas la tentación de volver y esconder lo que sobro.

En nuestra siguiente entrada hablaremos sobre: Mala conducta Ladrar excesivamente.




VER MÁS NOTAS