> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
Origen de la raza de tu perro y su importancia.

¿Sabes el origen de la raza de tu perro? ¿Sabes de qué país proviene? La mayoría de propietarios eligen una raza de perro pero no se molestan en conocer el origen de la misma.


Desde el punto de vista biológico, todos los perros son idénticos, ya que pertenecen a la especie de los cánidos, por lo que las razas existentes, no son tales, ya que todos poseen la misma cantidad de huesos, dientes, muelas y colmillos, igual sistema digestivo y respiratorio, etc. Así el mas grande pastor alemán es exactamente igual al mas diminuto chihuahua. La pregunta es: ¿Por que si son exactamente lo mismo, y pertenecen a la misma especie, por que se diferencian tanto entre sí las diferentes razas?

La diferencia ha venido debido a la adaptación que han tenido que hacer por una parte al medio que habitan para subsistir. Si una especie habita en el trópico, donde temperatura y humedad son altas, se han visto en la necesidad de perder grasa y pelo y todo lo que pueda significar aumento de su temperatura corporal. Ahora bien, si el mismo ejemplar está en zonas muy frías, se verá en la necesidad de desarrollar todo lo que le garantice conservar el calor de su cuerpo, como grasa y pelaje mas denso; no es mas que adaptarse para sobrevivir.

Los perros, además de estos factores naturales, se han visto afectados por el hombre, quien ha buscado de conseguir animales con características determinadas, tanto en lo físico como en el carácter, para lo cual fue seleccionando y cruzando diferentes especímenes, creando al fin lo que hoy conocemos como tipos o razas.

Cuando se obtiene un perro, es necesario saber que tipo de animal se tiene, ya que según su raza, serán las diferentes requerimientos en cuanto a alimentación, atenciones, así como la comprensión de acuerdo a las aptitudes de cada raza.

Es necesario conocer los hábitos y conducta de cada raza, pues es imposible cuidar y atender bien a un perro, si no conocemos cuales son sus las características y comportamiento propios de su raza.

Esta cuestión que parece carecer de importancia puede restarle calidad de vida a tu perro. La fisionomía de cada raza está adaptada a su país de origen pero, las diferentes razas de perros han hecho migraciones forzadas por el ser humano a otros países con un clima muy diferente al natural, con unas temperaturas más extremas, y con un entorno que no facilita su adaptación.

Por ejemplo, el Husky Siberiano tiene una piel muy gruesa de grasa que le aísla de las bajas de temperaturas y pelo denso que sirve para lo mismo. Este perro puede aguantar temperaturas de hasta -45 grados, sin embargo, encontramos Huskys Siberianos en países, como España, en los que se llegan a alcanzar 40 grados.

En el caso contrario, encontramos al Basenji. El Basenji es natural del Congo donde la media anual de temperatura es de 23 grados. Sin embargo, también encontramos esta raza en países nórdicos donde el perro pasa frío.

Si tenemos por ejemplo un pointer (perdiguero), debemos saber que este es un animal esencialmente de caza, especializado en rastrear, recuperar las aves que el cazador mate, y mostrarlas a su dueño. Es prácticamente imposible que este ejemplar conviva con gallinas o aves de cualquier clase, ya que su instinto lo llevará a matarlas, no es posible ?corregir? esta situación, ya que precisamente esta es su especialidad. Otro caso es el de por ejemplo el datchshund o salchicha, que caza cavando en las madrigueras, lógicamente , entonces siempre buscará de cavar, y no hay corrección para este hábito.

El desconocimiento de los hábitos y costumbres de cada raza de perro, a veces atenta contra el bienestar del animal, ya que en muchas oportunidades los dueños pretenden que dejen hábitos que son intrínsecos a su raza, llegando a veces hasta a maltratar al animal, aunque sea con la mejor intención, porque el dueño ignora el porque de la conducta de su perro.

Los perros braquicéfalos, es decir, los de hocico corto como los Pugs o Bulldogs, lo pasan mal en países muy calurosos. Estos perros vivirán mejor en un clima más seco, con temperaturas suaves que en sitios húmedos y calurosos.

Mucha gente elige a su perro por su aspecto, sin darle la importancia requerida al origen de su raza, que es un factor que afectará a su carácter y su conducta. Además que tipo de perro se quiere tener, si de compañía, guarda, caza, o pastor; si grande o pequeño, de pelo largo o corto.

Por estas razones, es necesario saber que raza se adapta a nuestros requerimientos, para tener la mascota adecuada y luego no tener quejas ni desinterés en el animal, cuando no se corresponda a lo que se espera de él; además, es necesario saber que todos los perros se olfatean entre sí, que necesitan mordisquear, que ladran, escarban, orinan árboles y muros, y es necesario que aprendamos sus necesidades y hábitos, para canalizar sus acciones, para poder atenderlos adecuadamente y lograr una convivencia armónica.

 




VER MÁS NOTAS