> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
Qué hacer si tu perro pelea con otro perro.

Un parque para perros es un lugar donde tu perro puede socializar y relacionarse con otros caninos. Puede ser una tarde de diversión y ejercicio para ti y tu perro. Pero también es un riesgo potencial, ya que los perros pueden pelearse. El manejo de la manada en los perros hace que quieran establecer una jerarquía, lo que puede significar una competencia que a veces lleva a violencia. Típicamente, las peleas son entre caninos del mismo sexo, aunque las peleas entre hembras son raras. Es esencial ser capaz de romper estas peleas entre perros y evitar ser lastimado. Los perros pueden llegar a ser extremadamente agresivos cuando están peleando y pueden morder a sus dueños u otras personas que intervienen. Enseguida te compartimos algunos cosas que puedes hacer en caso de una pelea.

Los perros antes de atacar avisan, solo hay que estar pendiente de las señales del perro: orejas tiesas, pelo erizado en ocasiones, en un primer momento cautela, fruncen el hocico, gruñen y por último atacan.

Si sabes estar alerta a estas señales de comunicación, solo tienes que apartar a tu perro con la correa del otro perro, y que cada uno siga su camino.

Si no has sabido observar estas señales y se desenlaza una pelea, no cometas estos errores:

Gritar: Los perros entienden que estás alentándoles a que sean más efusivos en su lucha.
Castigar físicamente: Pasa lo mismo que si gritamos, les estamos animando y se ponen aún más tensos.
Tirar de la correa hacia atrás: No sirve de nada porque el perro en ese estado de tensión no nota absolutamente nada.

Estos son los tres más comunes, y todos vienen provocados por la histeria y el bloqueo en las personas. Grave error ya que no conseguimos detener la pelea.

Lo ideal para separarlos es:

·Arrojar una sábana, toalla o tela sobre ellos, en ocasiones eso será suficiente para que se separen y cada dueño se lleve a su perro.
·Rociarlos con un atomizador o mojarlos con una manguera. El agua puede funcionar como distractor y detener la pelea.
·Hacer un sonido fuerte, inusual o que sepas que llama la atención de tu perro.
·Si la pelea ocurre en casa, haz sonar el timbre si tu perro acude a ese sonido.

Lo mejor después de una pelea es caminar con tu perro hacia un lugar donde no haya más perros para que se tranquilice y regresar a casa.




VER MÁS NOTAS