> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
¡Trátame como a un perro!

Hoy te compartimos un articulo de la revista de César Milan que esperamos te sirva para tener una mejor convivencia con tu perro.

?¡Trátame como a un perro!

Recuerda: tu cachorro es un animal, no un niño.

Una de las cosas que más les cuesta hacer a la gente es tratar a un perro como perro. De hecho, muchos dueños que conozco los tratan como si fueran bebés. Para ellos, el perro exterioriza las expectativas, desilusiones y reacciones de un chico. Para colmo, imaginan el estado emocional de sus perros y me comentan ?parece estar deprimido? o ?tiene la autoestima baja?. Pero, en realidad, lo que revelan las declaraciones de este tipo es que el problema no es en absoluto del perro. El problema es el dueño y la manera en que él o ella está humanizando al animal.

 

Yo me enfrento a los perros de una manera radicalmente distinta: un perro es, ante todo, un animal; después, un miembro de una especie y, por último, de una raza. Luego de todo eso, él o ella es Rex, Fido o Lulú, el perro que tu conoces, pero siempre en ese orden. Recuerda: los humanos somos intelectuales y emocionales, pero los perros, como animales, son instintivos. Para ser un buen líder de la manada, necesitas conducir los instintos de tu perro. Considera a los perros animales, no humanos. Por lo tanto, los perros no tienen emociones ni pensamientos humanos. A continuación, ten presente que la especie canina tiene su propio conjunto de reglas de conducta y de comunicación, de ahí la mentalidad de manada y su instintiva necesidad de migrar y esforzarse para obtener alimento. Ahora piensa cuál es el trabajo para el que fue concebida la raza de tu perro (incluso los mestizos conservan ese instinto). Pregúntate: para un perro que ansía pastorear ovejas o salir de casa, ¿Es satisfactorio pasar la mayor parte del día echado en el sofá, esperando por sus 30 minutos de caminata? Para sentirse cómodo como tu mascota, tu perro debe entender que tú eres su líder y, por ende, quien fija las reglas. Permitir que te arrastre cuando salen a caminar o dejarlo acaparar la cama no le enseñará a seguirte. Lo que hará será confundirlo y desequilibrarlo.

Siempre digo que los perros del mundo desarrollado son los menos equilibrados, precisamente por la manera en que los dueños los humanizan. Eso no quiere decir que esos diseños no sean supercariñosos y atentos. Mi punto es: si quieres un perro que se porte bien, respeta el hecho de que es un perro. Una vez que lo hagas, puedes estar seguro de que tendrás una mascota mucho más feliz. Y no te desalientes si estás cambiando un poquito tarde la manera en que lo tratas. Una de las cosas más maravillosas de los perros es que ellos siempre viven en el presente.?




VER MÁS NOTAS