> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
Cosas que debes saber antes de llevar a tu perro a nadar.

¿Llevar a tu perro a la playa o el lago?, ¿Mantenerlo fresco en una piscina?

En el verano jugar en el agua se convierte en una necesidad, especialmente si a tu perro le gusta. Pero antes de que él se lance al agua, aquí hay algunas cosas que debes tener en cuenta.

Lleva agua para que tu perro pueda beber.
Recuerde llevar agua potable y un plato para tu perro. Mantén un ojo en él en todo momento para que evite tomar agua de la piscina, o tenga el riesgo de ahogarse.

Consigue una valla
Si tienes una piscina en casa, coloca la valla para que tu perro no pueda nadar sin supervisión y no correr ningún peligro. Asegúrate de que sea lo suficientemente alta como para que él no pueda saltarla.

Chalecos salvavidas + kits de primeros auxilios
Manténlos en tu coche durante todo el verano. Para asegurarte de que el chaleco le quede bien, debes ser capaz de sacar a tu perro del agua por las correas sin ningún problema. Asegúrate de que tenga un color brillante para que puedas localizarlo de entre la multitud.

¿No estas seguro de qué sirve un kit de primeros auxilios?
Echa un vistazo a esta lista:

Córtale las uñas antes de nadar.
Esto para evitar que se enganche el revestimiento de la piscina, lo que sería incómodo para él y costoso para ti.

Localiza la salida.
Los perros no pueden decidir en que comento necesitan salir de la piscina, así que asegúrate de que hay escaleras, una rampa antideslizante o una escalera especial para perro a su disposición. Una manera de salir del agua rápidamente pueden salvar una vida.

No obligues a tu perro a nadar.
Algunos perros no son nadadores naturales y tienen problemas para mantener la cabeza fuera del agua. Nunca fuerces a tu cachorro en el agua si no quería estar allí.

No dejes que se escape.
Algunos perros les encanta el agua, tanto, que van a nadar más rápido y se irán fuera de tu alcance. Mantén a tu perro cerca, así se le puede rescatar si se cansa.

Considera un tiempo para la siesta.
Su perro puede nadar y jugar hasta que necesitará dormir. Eso significa que debes considerar un tiempo y espacio en el que pueda dormir sin sufrir de calor. Dale un poco de sombra y dale de beber un poco de agua. Después de la siesta se levantará listo para seguir jugando.

Cuida de su piel antes y después de nadar.
Debajo de ese pelo hay piel que puede ser dañada por el sol. Ponle protector solar para perros para evitar daño en su piel o quemaduras, cuando termine su tiempo en el agua debes bañarlo para limpiarle el agua con cloro, sal, arena o cualquier residuo que pueda dañar su piel y pelaje.




VER MÁS NOTAS