> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
RCP para gatos y perros.

El RCP para gatos y perros es semejante a RCP para los seres humanos. Estas instrucciones son para animales en estado de inconsciencia cuando no hay riesgo de ser mordidos por el animal.

1. Quitar cualquier obstrucción.

Abra la boca del animal y asegúrese de que las vías respiratorias están libres de obstrucciones. Quite cualquier obstrucción.

2. Extienda la cabeza y dé varias respiraciones artificiales.

A. Para perros grandes: Cierre firmemente la mandíbula del animal y respire en su boca. El pecho del animal debe levantarse. Dé dos respiraciones.

B. Para perros y gatos pequeños, puede que con su boca llegue a cubrir la nariz y boca mientras respira. El pecho del animal debe levantarse. Dé dos respiraciones.

3. Realice compresiones de pecho.

A. Para perros grandes, es posible que pueda acostar al perro sobre su espalda para hacer compresiones de pecho al igual que en el caso de los seres humanos.

B. Tanto para perros y gatos pequeños como para perros grandes con pechos encauzados, puede que necesite acostar al perro en su ijada y hacer compresiones en las costillas. También, puede acostar al animal en su ijada y empujar los dos lados de las costillas.

C. El ritmo de las compresiones de pecho variarán en función del tamaño del animal.

i. Los perros que pesan más de 60 libras: 60 compresiones cada minuto

ii. Los animales 11 a 60 libras: 80-100 compresiones cada minuto

iii. Los animales que pesan menos de 10 libras: 120 compresiones cada minuto.

4. Respiraciones alternativas con compresiones.

La proporción de compresiones a respiraciones debe ser aproximadamente la misma para los seres humanos- 30:2. Continúe las compresiones hasta que el animal responda y empiece a respirar de forma independiente.




VER MÁS NOTAS