> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
Presentale un gato nuevo a una familia con otros gatos.

La última nota que tuvimos sobre llevar a un nuevo gato a casa explica que hacer, ahora les diremos que agregar si ya tienes gatos en casa.

Separa a los gatos.

Por la primera semana, debes mantener a tu gato nuevo en su cuarto seguro y mantener a tu otro gato, o gatos, en el resto de la casa. Asegúrate de que el cuarto seguro no sea un área favorita para tu otro minino, o intentará entrar y se sentirá ansioso porque no se le permite la entrada. Deja que los gatos permanezcan en sus ambientes separados. Lentamente se acostumbrarán a los sonidos y presencias uno del otro.

Presenta a los gatos a los olores del otro. 

Deja que los gatos se acostumbren a los olores uno del otro antes de que se conozcan oficialmente. Comienza por cepillarlos con el mismo cepillo, acariciar a un gato y luego al otro, o presentando a un gato a la cobija o juguete favorito del otro.
·Al principio, los gatos podrían sentirse amenazados por el olor nuevo, pero deberían acostumbrarse.
·Hasta podrías comenzar a dejar la puerta al cuarto seguro apenas abierta, para que los gatos puedan comenzar a olerse uno al otro a través de este espacio.

Deja que los gatos se conozcan. 

Pon al gato nuevo en su transportadora y mantenlo en el cuarto seguro. Recuerda, él no ha visto el resto de la casa todavía, así que se sentirá muy abrumado si tiene que conocer el nuevo entorno y al gato o a los gatos nuevos.

·Deja que tu otro gato, u otros gatos, entren en el cuarto seguro y observa qué sucede. Prepárate para algunos siseos y gruñidos.
·Los gatos de la casa se acercarán al nuevo con curiosidad, y olerán y comenzarán a conocerse.
·Si alguno de los gatos, el nuevo o los de la casa, está actuando con mucha agresividad, pon fin al encuentro. No apresures este proceso. Sólo separa a los gatos y vuelve a intentarlo al día siguiente.

Deja que los gatos pasen más tiempo juntos. 

Comienza a darles más tiempo para estar juntos cada día, a medida que tu gato nuevo se acostumbra al resto de la casa. Siempre debes estar presente para sus interacciones, porque las cosas se podrían poner violentas o agresivas. Si las cosas parecen empeorar, lleva a tu gatito nuevo de vuelta al cuarto seguro. Sigue estos pasos para hacer que tus gatos pasen más tiempo juntos:
·Primero, aliméntalos en lugares opuestos de la casa. Lentamente, pon sus platos de comida cada vez más juntos, hasta que se acostumbren a comer lado a lado.
·Mantén cajas de arena separadas para los gatos. Al principio, asegúrate de que cada uno tenga su propia caja. A medida que pasen más tiempo juntos, podrás lograr que compartan una sola.
·Asegúrate de que el tiempo de los gatos juntos sea feliz. Cuando los gatos están juntos, debes alimentarlos, darles golosinas, jugar con ellos y darles mucho amor y atención. Deben asociar su tiempo juntos con experiencias divertidas y agradables.

Detecta cuándo no está funcionando.

Si los gatos están peleando, siseando y gruñendo todo el tiempo, y ni siquiera has podido comenzar a dejarlos solos juntos, entonces ha llegado el momento de aceptar que estos dos compañeros nunca podrán llevarse bien.

Aunque esto podría resultar una gran desilusión, recuerda que es mejor que vivir en una casa con mascotas en guerra o dejar a dos gatos en un ambiente violento. Tal vez quieras que tu gatito nuevo esté seguro y feliz, ya sea en tu casa o en otra.




VER MÁS NOTAS