> BLOG >> RESULTADO*

Regresar
Entrena a tu gatito para que use su arenero.

A los gatitos normalmente les gusta hacer sus necesidades en la tierra o en la arena, pero cuando les das a conocer la caja de arena, prefieren hacerlas ahí. Si lo haces desde el primer momento en que el gatito llega a tu casa, pasará poco tiempo antes de que se acostumbre a usar su caja. Sin embargo, no hay manera de entrenar a un gato de la misma manera en que lo harías con un perro. En realidad no necesitas enseñarle lo que debe hacer en la caja de arena; el instinto se encargará de eso.

No es necesario que lleves a tu gato a donde hizo sus necesidades y lo hagas que escarbe en la arena sanitaria moviéndole las patitas. De hecho no es recomendable, debido a que una experiencia tan desagradable puede hacer que le tenga miedo a la caja de arena o a ti.

Si te cambias de casa, tal vez sí tengas que enseñarle a tu gato dónde pusiste la caja, aunque probablemente la encuentre con ayuda de su olfato.

Sigue estos sencillos pasos para encontrar la caja adecuada para tu gatito y para enseñarle a utilizarla:

Primero compra las provisiones adecuadas.

Escoge una caja de arena grande.

  • A los gatitos no les cuesta utilizar cajas de arena grandes, siempre y cuando uno de los lados esté lo suficientemente bajo para que se suban.
  • También puedes encontrar cajas de arena cerradas, pero los gatos normalmente prefieren las abiertas.

Consigue arena sanitaria para gatos.

  • Es posible que a los gatos (de cualquier edad) no les guste la arena perfumada. Si comienzas a utilizar arena aromatizada con un gatito, probablemente crezca acostumbrándose a esta.
  • La arena aglomerante se ha vuelto una opción popular ya que facilita el proceso de retirar los desechos del gatito.
  • Prepárate para cambiar el tipo de arena conforme tu gato crece, o si tu gatito comienza a comérsela.

Compra una pala.

Como artículo final necesitas una pala para retirar los desechos de la caja de arena.

Preséntale la caja de arena a tu gato.

Coloca la caja en un lugar tranquilo.

  • Asegúrate de que el espacio que elijas sea fácil de acceder.
  • Un lugar adecuado para poner la caja de arena es un cuarto que no se utiliza todos los días, y con frecuencia se localiza lejos del ajetreo del hogar.
  • Si comienzas a entrenar a tu gato para utilizar su caja de arena y llega a ser necesario mover la caja de lugar, hazlo de manera gradual, moviéndola un metro de distancia cada varios días.

Coloca a tu gatito en la caja de arena llena.

  • Algunos gatos entenderán inmediatamente el propósito de la caja de arena y no requerirán de más entrenamiento. Otros gatos sí tienen que ser colocados en la caja de arena hasta diez veces al día antes de que lo comprendan.
  • Debes evitar tratar de ?mostrarle? al gatito el movimiento de escarbar que los gatos utilizan para enterrar sus desechos ya que esto puede asustarlo.

Elógialo en lugar de castigarlo.

  • Los gatos no responden bien al acto de hacer que su nariz toque sus desechos. Si tiene un accidente, deja que huela lo que hizo y luego levántalo con gentileza y colócalo en la caja, para que sepa dónde hacerlo la próxima vez.
  • Nunca golpees o le grites a tu gatito para castigarlo. Esto solo hará que te tenga miedo.

Ayuda a tu gato a que se sienta cómodo en tu casa

  • Para limpiar su caja de arena, recoge sus desechos y colócalos en pequeñas bolsitas y con el tiempo empieza a utilizar bolsas más grandes conforme el gato crece. Simplemente toma la pala, levanta la parte sucia y coloca lo que recogiste en la bolsita. Después, cierra la bolsa y tírala a la basura.
  • Puedes dejar unas pocas heces en la caja de arena durante las primeras semanas (no siempre las mismas). Esto le ayudará al gatito a saber para qué es la caja.
  • Si vez que al gatito no le gusta utilizar la caja, considera cambiar la arena o facilitarle el acceso a la caja.

Lava la caja con frecuencia. Una vez al mes deberás tirar por completo todo el contenido de la caja para limpiarla bien. Una vez que la caja esté vacía, lávala con una solución no tóxica, luego enjuágala y sécala con toallas de papel. Al final vuelve a llenarla con arena sanitaria.

 

Saca de tu casa las plantas que estén en macetas grandes. 

Por instinto los gatos entierran sus desechos, así que es probable que se sientan atraídos por las áreas con tierra o arena. Asegúrate de que la caja sea el único lugar que les llame la atención para hacer sus necesidades.

Alimenta a tu gato en un horario regular. 

Esto te ayudará a predecir cuándo va a utilizar la caja de arena. Cuando creas que tiene ganas de ir, llévalo a la caja y deja que se meta.Deberá tomarte alrededor de cuatro semanas terminar de entrenar a tu gatito para que utilice su caja de arena.




VER MÁS NOTAS