¿Mi perro mayor necesita alimento para Senior?

Ya sea que tengas un cachorro en crecimiento o un perro senior, sabes que una alimentación adecuada es importante para mantener la salud de tu compañero canino. Pero tratar de averiguar cuándo cambiar a tu perro mayor a un alimento para perros mayores, suponiendo que el cambio sea necesario, puede ser más difícil de lo que piensas.

Cada perro envejece de manera diferente

Parte del desafío de saber si es necesario cambiar las croquetas de tu perro por un alimento senior y cuando hacerlo, se deriva de saber si tu mascota ya ha alcanzado esta etapa.

Los perros envejecen a diferentes ritmos, según su raza y tamaño, y los perros pequeños envejecen mucho más lentamente que los perros grandes o gigantes.

Dicho esto, según Pet Health Network, muchos perros entran en la etapa de la tercera edad a los 7 años. Es entonces cuando los perros comienzan a experimentar algunos cambios internos, como una disminución de la actividad o un metabolismo más lento, incluso si no muestran signos externos de envejecimiento. También es cuando los perros comienzan a desarrollar problemas de salud similares a los de las personas mayores, como diabetes, enfermedades cardíacas, artritis, hipotiroidismo, enfermedad renal y otros.

Muchos perros mayores con problemas de salud relacionados con la edad pueden beneficiarse de un cambio de alimentación adecuado. Entonces, si estás pensando en cambiar el alimento de tu perro, te recomendamos consultar primero con tu veterinario: la salud general de tu perro, su condición corporal y cualquier condición médica subyacente pueden determinar qué dieta es la mejor para satisfacer mejor sus necesidades nutricionales.

Cambios físicos comunes en los perros mayores

Incluso si tu perro mayor no tiene un problema de salud relacionado con la edad en este momento, es posible que aún esté experimentando cambios físicos que se beneficiarían al ajustar su comida. Querrás estar al tanto de estos cambios comunes que enfrentan la mayoría de los perros que envejecen:

Cambios en el peso corporal

Algunos perros tienden a aumentar de peso a medida que envejecen porque su metabolismo se ralentiza, no son tan activos porque les duelen las articulaciones o han desarrollado hipotiroidismo (una tiroides anormalmente hipoactiva). Independientemente de la razón por la que se acumulan los kilos de más, la conclusión es que tu perro mayor no está quemando tantas calorías como las que come. Si el aumento de peso es una preocupación, será mejor que coma alimentos con menos grasa y menos calorías, o simplemente menos comida.

Sin embargo, el aumento de peso no es un problema para todos los caninos mayores. A medida que algunos perros mayores envejecen, comienzan a perder peso y necesitan más calorías de las que comen. Para ellos, tu veterinario podría recomendar un alimento con mayor contenido de grasas y calorías.

Disminución del apetito

Al igual que en las personas mayores, el apetito de un perro puede disminuir a medida que envejece. El motivo podría estar relacionado con una disminución del sentido del olfato, alguna enfermedad renal por ejemplo o un medicamento, en caso de que esté tomando alguno. Si notas que tu perro senior está comiendo menos de lo normal, asegúrate de hablar con tu veterinario para determinar si esto es un signo de un problema subyacente y, de ser así, tomar las acciones apropiadas. Pero si está relacionada con la edad, lo más probable es que te recomendará una dieta adecuada para ayudar a tu perro mayor a obtener la nutrición que necesita.

Dificultad para masticar o comer

La enfermedad periodontal (dental), un problema común para muchos perros mayores, puede dificultar que tu perro mastique croquetas demasiado grandes o duras. Hasta que se puedan abordar estos problemas dentales, probablemente debas considerar alimentarlo con croquetas más fáciles de masticar o alimentos enlatados. También puedes agregar una pequeña cantidad de agua tibia para ablandar las croquetas secas y facilitar que tu perro coma.

Cambios en la masa muscular

Los perros mayores pueden perder masa muscular a pesar de hacer una cantidad adecuada de ejercicio. Estos perros mayores (y humanos) pueden necesitar proteínas de mayor calidad, y posiblemente un mayor nivel de proteínas en su dieta, para ayudar a desarrollar y mantener sus músculos. Asegúrate de hablar con tu veterinario sobre la cantidad de proteína que debe tener el alimento para tu perro.

Más problemas estomacales

Los perros mayores tienden a tener más malestar estomacal, lo cual se debe a que su sistema digestivo es menos eficiente para descomponer los alimentos y absorber los nutrientes. Dos de los trastornos digestivos más comunes que se observan en los perros mayores son el estreñimiento y el aumento de las flatulencias (gases adicionales). Un alimento con más fibra puede ayudar a evitar el estreñimiento, mientras que el ejercicio puede ayudar a mover los gases a través del sistema digestivo de tu perro y estimular las deposiciones.

Ninguna dieta es adecuada para todos los perros mayores

Si crees que tu perro mayor se beneficiaría de un alimento específico para perros mayores, es importante reconocer que no todos estos alimentos están formulados de la misma manera. Debido a que no existe un perfil de nutrientes específico establecido para las dietas de perros mayores, los “alimentos mayores” son variaciones de las dietas de mantenimiento para adultos. Algunos son más bajos en grasa o calorías y otros son más ricos en fibra. Otras dietas tendrán suplementos agregados que pueden ayudar a algunos perros con problemas articulares o digestivos. Otros alimentos para perros mayores son más bajos en proteínas, mientras que otros pueden ser más altos.

Diamond Naturals Senior Dog Chicken, está formulado para satisfacer las necesidades de tu compañero canino que envejece. Los niveles cuidadosamente determinados de proteínas y grasas proporcionan los aminoácidos esenciales y los ácidos grasos que tu perro mayor necesita para ayudar a mantener una condición corporal saludable y minimizar la pérdida de masa muscular. La glucosamina y la condroitina agregadas ayudan a fortalecer las articulaciones de tu perro mayor, mientras que los probióticos y el aumento de fibra ayudan a respaldar la digestión y la salud intestinal, incluso en perros con estómagos sensibles. Los antioxidantes como la vitamina E y el selenio, junto con minerales como el zinc, pueden ayudar a mantener un sistema inmunológico saludable.

El cambio a una dieta para perros mayores debe considerarse cuidadosamente, especialmente si tu perro tiene problemas de salud importantes, como enfermedades renales o cardíacas. Dado que tu veterinario puede decirte si una dieta para perros mayores en particular es adecuada para tu perro, asegúrate de consultarlo con él antes de cambiar el alimento.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Social Media

Lo más Popular

Recibe los ultimos Updates

Recibe las noticias más nuevas Diamond

No spam, solo notificaciones sobre productos y tips sobre las mascotas

Categories

On Key

Related Posts

Abrir chat
¿Te gustaría saber más sobre este producto?